jueves, 6 de diciembre de 2012

Emilio Viqueira recuerda su época en Campomaiorense. 1997-98.

Campomaiorense vivió su mejor época en los albores de los años 90, cuando durante 5 temporadas los habitantes de la pequeña y humilde localidad de Campo Maior disfrutaron del fútbol de primera división.

En este contexto llegó una final de copa, perdida ante Beira Mar en la temporada 98-99, y la presencia en el equipo de jugadores como Jimmy Hasselbaink (Chelsea y Atlético de Madrir) Paulo Torres (Salamanca, Sporting de Portugal, Rayo Vallecano), Virgilio (Compostela), Carlos Martins (Benfica, Sporting de Portugal y Granada)y Emilio Viqueira (Deportivo, Xerez y Recreativo).

Emilio Viqueira fue protagonista de la mejor época del fútbol de La Coruña, jugando en el Deportivo, pero también lo fue del instante histórico que supuso la aventura de Campomaiorense en la élite portuguesa.

En el programa "La Parabólica" de Radio Guadalquivir hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Emilio Viqueira que recordaba su paso por la Liga Portuguesa:

1. Llegas al equipo en un momento histórico, pese a que ahora juega el campeonato distrital, en Campomairoense se vivió una época importante, ¿qué recuerdo tiene?

La verdad es que era un pueblo y un equipo muy humilde, que entonces estuvo presidido por el dueño de una empresa importante en Portugal "Delta Café". La verdad es que fue bonito ese año en primera división.

El pueblo, Campo Maior, estaba volcado con el equipo pese a que empezamos mal los primeros 7 u 8 partidos, hasta que llegó al equipo Joao Alves al banquillo, un histórico que pasó por la U. D. Salamanca y se hicieron fichajes en diciembre, como Isaías. Pudimos sacar el equipo adelante jugando bien al fútbol.


2. ¿Puede comparar ambos momentos?

La verdad es que no había mucha presión, y en ese aspecto es diferente al Deportivo de la Coruña donde todo era más grande.

3. Era, el Campomaionense, un equipo que apostó por jugadores importantes, además de ti donde por ejemplo anteriormente  también jugó Hasselbaink, es una pena que el equipo no continuara en la élite...

Sí, pero claro, el empresario era quien llevaba el peso de todo y tras llegar a una final de copa, que siempre nos decía que era su objetivo, y al  perderla parece que se le fue un poco esa ilusión. La verdad es que es un pueblo al que le guardo mucho cariño.

Imagen Levante: www.elmundo.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada