jueves, 10 de abril de 2014

El Sevilla pasa por encima de FC Porto


Sevilla FC: Beto, Coke, Pareja, Fazio, Fernando Navarro, Mbia, Carriço, Víctor Machín, Rakitic (Trochowski, 40´), Reyes (Diogo, 55´) y Bacca (Gameiro, 68´).

FC Porto:  Fabiano Freitas, Danilo (Kelvin, 64´) , Reyes, Managala, Alex Sandro, Defour, Carlos Eduardo (Quintero, 46´), Herrera, Quaresma, Varela (Ricardo, 46´) y Ghilas. 

Goles: 1-0. Rakitic (p), 5´. 2-0. Víctor Machín, 25´. 3-0. Bacca, 28´. 4-0. Gameiro, 78´. 4-1. Quaresma, 46´. 

En la previa se habló tanto de Jackson y de Ghilas, que apenas se dejó tiempo a valorar el trabajo que Defour tendría por delante, sustituir al hombre más importante, quizás el único imprescindible, en FC Porto, Fernando.  Tras el 1-0 en el partido de ida, cualquier detalle podía ser decisivo y esta cuestión no era nimia.

Tras superar un susto con una pérdida de Mbia, muy pronto dejó claras sus intenciones el equipo local, y segundos después de que Fabiano salvara una ocasión clara de Bacca, Rakitic marcó tras un penalti clarísimo, pero muy protestado, de Danilo. La eliminatoria estaba igualada a los 5 minutos.

El arranque del partido clave.

El agobio a la portería de Fabiano se intensificó en los minutos posteriores, una vez que Rakitic, llamado a dejar su estela, estaba a sus anchas y hombres como Bacca y Víctor Machín buscaban las espaldas de Mangala y Reyes, que sufrían como Danilo y Alex Sandro perdían el sitio continuamente.

Hasta el minuto 18 no llegó la primera arrancada con peligro de Quaresma, era una de las bazas del equipo y hasta entonces no había encontrado su espacio.

Mustang repitió en el 22 y el 23, cada vez con más peligro, y es que el aspirante a mundialista, estaba entrando en calor. Pareció que llegaban los problemas para los locales.

Nada más lejos de la realidad, ya que en el minuto 25 Vitolo, en una importante jugada individual, y Bacca en el 28, dejaron el partido muy definido. Si en la ida los portugueses dieron con su mejor versión de la temporada, en Sevilla, el equipo volvió a sus peores días.

El Sevilla FC bajó el pie del acelerador, y rondando el descanso, Herrera tuvo una oportunidad en la salida de un córner y Defour en una jugada ensayada en una falta. Triste bagaje, sin duda. Llegó el descanso y los dragones necesitaban dos goles y no lo estaban mereciendo.

La segunda mitad comenzó con un doble cambio en los visitantes, Valera y Carlos Eduardo, dejaron su lugar a Quintero y Ricardo. Los primeros compases llevaron una oportunidad de Ghilas y la expulsión del técnico visitante, Luis Castro.

Quaresma, Herrera y muy poco más.

Quaresma incluso llegó a lanzar al larguero una falta lejana, una vez que los sevillistas dieron claramente un paso atrás buscando el contragolpe. Es lo que buscó el equipo local, y más aún después de que Coke fuera expulsado...

Antes del minuto 60, Quaresma, que marcó un golazo en el descuento, participaba en cada jugada de peligro, pero necesitaba más ayuda. esta cuestión se cubrió con la entrada de Kelvin, pasando Ricardo al lateral, una vez que FC Porto puso todo lo que tenía en el campo.

En el minuto 75, Quaresma volvió a lanzar al larguero, Herrera estaba siendo protagonista en el medio campo, mostraba llegaba, finalizó varios ataques y buscó a un Ghilas que no tuvo su dia.

Si fue el partido de Beto, de Mbia, de Rakitic y de Carriço, pero también de Víctor Machín que originó el 4-0 de Kevin Gameiro, que cerró el partido y llevó la apoteosis al Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

La tentación es pensar que FC Porto ha terminado su temporada, quedan las copas, si llegan, pero quizás no sean ni siquiera un consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada