sábado, 6 de septiembre de 2014

Filipe Augusto y su falsa temporada perdida

EFE - Superdeporte
Todo el verano se ha hablado de la llegada de Enzo Pérez al Valencia, parecía un hecho, pero finalmente ha sido el mediocentro brasileño Filipe Augusto quien ha viajado hasta La Liga. 

Aterriza en Mestalla, desde Rio Ave, siguiendo la misma suerte de los ex Benfiquistas João Cancelo (20 años) y André Gomes (21) con quien incluso podría llegar a competir por un puesto. 

Comparándolo con los ya compañeros citados, tiene en común que Gestifute gestiona su carrera, pero lo diferencia el hecho de que quizás sea el jugador más hecho de los tres. A sus 21 años ya jugado sobre 40 partidos en la Primeira Liga Portuguesa, cerca del doble de lo que que suman João Cancelo y André Gomes.

Proveniente del Bahía brasileño, jugó algo más de dos temporadas en Vila do Conde y en este tiempo ha ido creciendo de una manera increíble hasta llegar a ser uno de los mejores medios del campeonato superando tantas circunstancias como se le presentaron. 

Y es que, la pretemporada del curso 2013-14 comenzó de la peor manera posible, con una grave lesión que hizo que no debutara en la liga hasta la jornada 19, es decir se perdió toda la primera parte del curso.

Darle la vuelta de esta forma al destino da la razón a quienes desde dentro del equipo lo describen "como un chico muy maduro y un excelente profesional", ya que, muchos quizás hubieran dado el curso por perdido.

¿Qué es lo que puede ofrecer Filipe Augusto? 

Es difícil responder a esta pregunta, ya que todavía está en un momento de crecimiento. Si sabemos que no debemos esperar de él florituras (aunque le veremos gestos técnicos interesantes) ni que sea decisivo en tareas creativas, siendo su labor el que robe balones, que presione y que sea un guerrero.

Tiene una buena conducción, refresca el juego con claridad, aunque visualmente pueda parecer precipitado, pero sobre todo sabe mantener la posesión del balón, girando y buscando, normalmente en pase corto, al jugador más adecuado.

Zurdo, es un jugador fibroso, muy dinámico e intenso, que ha tenido actuaciones notables en sus duelos frente a Benfica, tanto en la final de Taça como en la Supertaça (donde no le tembló el pulso cuando hizo el primer gol en la tanda de penaltis, siendo el tercer lanzamiento).

Otro punto interesante es el soporte que da tanto a los centrales, como al lateral izquierdo, siendo un hombre de una gran inteligencia táctica.

Las dudas las genera la capacidad de construir el juego (pensando en que quizás en el Valencia se le pida más en esta faceta) y el hecho de que raramente dispare a puerta (a pesar de que con Río Ave, llegaba con cierta asiduidad a las inmediaciones del área.

En momentos hace demasiadas faltas, cuestión que le pone en riesgo en ocasiones, asumible si observamos sus estadísticas en liga: 26 partidos y 11 tarjetas (una roja por doble), en la temporada 12-13 y 9 y 3 en la siguiente, y un partido y una roja en la actual.

Nuno lo conoce de sobra y esta puede ser una de las mayores garantías para el éxito de un jugador que llega, no lo olvidemos, cedido y que buscará irrumpir de manera definitiva en el primer plano del fútbol europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada