domingo, 26 de octubre de 2014

Portimonense empata con Benfica B pese a ser mucho mejor

26-10-2014
Estadio Municipal de Portimão.

Portimonense: Ricardo Ferreira, Mamadu, Mauricio, Ivo Nicolau, Ricardo Pessoa, Fabricio, Fernandinho (Jorge Teixeira), Zambujo, Marakis (Ryuki) Kanazaki y Adelino (Bata).

Benfica B: Bruno Varela, João Nunes (Rebocho), Victor Lindelöf, Nélson Semedo, Marcos Valente, João Amorim (Cardoso), Rúben Pinto, Hélder Costa, Gonçalo Guedes, Rui Fonte y Dolly Menga (R. Baldé).

Goles: 0-1. Hélder Costa, minuto 8. 1-1. Zambujo, minuto 20. 1-2. Fabricio (propia meta), descuento de la primera mitad. 2-2. Zambujo, minuto 67.

Una de las noticias del partido fue que Ricardo Pessoa dio un paso más en la historia de Portimonense, al disputar su partido oficial número 300, sin duda una marca muy lejos de ser fácil y que da muestras del compromiso del lateral derecho con su equipo.  

Como ya ocurriera en su anterior cita casera ante Santa Clara, Portimonense ha superado a su rival pero no ha sido capaz de llevarse los tres puntos. Dominando la mayor parte del partido, y sobreponiéndose al tempranero gol de Hélder Costa a los 9 minutos.

Zambujo ha llegado a su 5º gol en 10 jornadas.

Luis Zambujo, que fue uno de los hombres destacados del partido, empató en el minuto 20, tras rematar un centro de Ricardo Pessoa, que ha vuelto a brillar en ataque y en defensa, Desde entonces hasta el descanso, gracias al buen juego en el centro del campo de Fernandinho, los locales tuvieron importantes acciones de gol, pero Bruno Varela estuvo realmente afortunado. 

En cualquier caso, el partido llegó al descanso con victoria de "las águilas", una vez que Fabricio marcó en propia puerta en el descuento.

En 90´, 22 remates contra 8 en favor de los locales.

La segunda mitad trajo una historia similar, en el sentido de que Portimonense superó en todos los aspectos a su rival. Si bien Dolly Menga pudo ampliar la ventaja de los visitantes, en el 53´(en una jugada clarísima) prácticamente fue la última vez que los benfiquistas llevaron peligro.

Zambujo, Kanazaki, Fernandinho, Ryuki, Ricardo Pessoa, Bata... Las ocasiones se sucedieron hasta el pitido final, sobre todo cuando los algarvios atacaron por la banda derecha, que es donde reside el mayor peligro de un equipo que además no pudo contar con la presencia de su delantero estrella, Fidelis.  

Por su parte, los pupilos de Hélder dejaron simplemente detalles, como los de Hélder Costa, Rui Fonde o Gonçalo Guedes y no supieron contrarrestar el empuje del medioampo de Portimonense, ni siquiera cuando Lindelöf adelantó su posición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada