lunes, 1 de diciembre de 2014

Christian Pouga: "Vuelvo porque encajo en Portugal"

Imagen cedida por Christian Pouga
Chritian Pouga, delantero centro internacional por Camerún de 28 años, ha pasado gran parte de su carrera yendo y viniendo a Portugal. Y es que jugó en Leixões en la temporada 2009-10, en Marítimo en la 2011-12 y disputa el curso actual en Boavista.

Además, Pouga, que domina hasta seis idiomas (español, portugués, inglés, chino, italiano y francés), está desarrollando una extensa carrera internacional que le ha llevado a jugar en China, Suiza, Rumanía, Bélgica, España y Turquía, además del país luso.

Su irrupción la marcó su protagonismo en un sorpresivo Bellinzona que llegó a la final de la copa de Suiza, pese a disputar la segunda división en la temporada 2007-08. Si bien anteriormente fue campeón de liga con el Zurich, aunque con menos protagonismo.

Entonces, con 22 años se ganó su fichaje por Sevilla FC, donde tuvo apariciones con el primer equipo (una vez que Kanouté, Koné y Luis Fabiano ocupaban los puestos de ataque) y participó intermitentemente (por las lesiones en el Sevilla Atlético).

Posteriormente se enroló en el proyecto de López Caro en Vaslui y disputó la Europa League con el Lierse. Ahora, con tiempo para redondear su carrera, su destino, Boavista puede ser ideal por las necesidades del club de recuperar su lugar en la élite portuguesa y por la ambición de Pouga de alcanzar su mejor nivel.

A continuación les dejo con la entrevista:

Tras fichar por Boavista, jugar en Portugal parece algo recurrente en su carrera, ¿cuál es la razón?

El portugués creo que es el quinto mejor campeonato del mundo. Allí tengo un nombre y todo el mundo me conoce muy bien. Mi perfil encaja en Portugal. 

Ahora, en Boavista, busco disfrutar de mi profesión y hacer goles para ayudar a mi equipo a conquistar el lugar que le pertenecía antiguamente.

Repasando su carrera destaca su etapa en Sevilla FC. Tras un año fantástico en Suiza llegó a un equipo que estaba en un momento fantástico, que contaba con hombres como Kanouté, Luis Fabiano, Renato, Maresca, Palop... ¿Cómo recuerda la experiencia?

Fue una experiencia fundamental para mi carrera, pero hubiera necesitado más tiempo para aprender y progresar.  

En esa temporada estuve mucho tiempo lesionado y en la siguiente fui cedido a Leixões y tras mostrar un gran nivel, el Vaslui de Rumanía llegó con una oferta importante y el Sevilla me quiso vender. Una vez que llegó la crisis los equipos solamente pensaban en los números...

"Víctor Orta fue mi apoyo en la etapa en Sevilla"

No contó entonces para el primer equipo, la competencia en ataque era muy fuerte...

Sí, "O fabuloso" era un crack y Kanouté no era solamente un delantero, prácticamente era un medio ofensivo. Llegué muy joven, desde una liga como la suiza, necesitaba tiempo y trabajo. El técnico (por entonces, Manuel Jiménez), realmente no me llegó a conocer.

El apoyo lo encontré en la figura de Víctor Orta, que siempre ha estado a mi lado, hasta hoy. Pero realmente teniendo 22 años y siendo internacional con Camerún no fui utilizado como debía y siento que fue un año perdido. 

De todas maneras, Sevilla es la mejor ciudad del mundo y siempre vuelvo en vacaciones.

En su vida profesional, uno de los hitos claramente fue su temporada en Bellinzona, cuando logro 17 goles en la temporada llevando a su club a la final de la copa de Suiza, ¿cuál fue el secreto?

La confianza del entrenador. Yo era muy joven y el club tenía un delantero con experiencia en la Juventus (Corrado Grabbi), pero fue la primera opción y logramos hacer una masacre. Petkovic es hoy en día el entrenador de la selección de Suiza, y anteriormente dirigió a la Lazio y para mí es como un padre.

"Triunfé en Bellinzona por la confianza que me dio el técnico"

A lo largo de todos estos años, ¿ha discurrido su carrera como esperaba? 

Destaco mi último año en Suiza, ya que hicimos mucho más de lo que se esperaba, llegué a la selección absoluta y fiché por el Sevilla.

Pero tras mi temporada en Bellinzona debí llegar más lejos o haber hecho más. He cambiado mucho de equipo (hasta 13 veces) y, por este motivo, he tenido muchas lesiones. Y es que en el fútbol, influye mucho la suerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada