viernes, 9 de enero de 2015

Rui Nascimento: "Estoy orgulloso de mi carrera"

Agentedesportivo
Pocas veces podremos encontrarnos con palabras tan sinceras como las que nos deja Rui Nascimento. 

Y es que el fútbol portugués actual, contando con sinceridad, desde el punto de vista de los profesionales, se trata de una historia dura, difícil y sólo apta para quien es capaz de mirar al frente.

Además, sus palabras tienen un doble valor, ya que como jugador y como técnico, Rui Nacimento ha tenido la oportunidad de desarrollar una carrera increíble a lo largo de cerca de 40 años, desde su inicio en Francia, Portugal y Emirátos Árabes Unidos.


Siendo futbolista (1977-1993), formó parte de SL Benfica y de uno de los más aclamados FC Porto que se recuerdan, junto a jugadores como Madjer, Vítor Baía o Rui Aguas. 

Fue campeón de liga, logró ser internacional con Portugal y disputó cerca de 400 partidos oficiales.

De igual manera, desde la temporada 1993-94, junto a Manuel Cajuda, formó parte del equipo técnico de clubes como Marítimo, Vitória SC, SC Braga, Olhanense o Al Sharjah (EAU), y ha dirigido proyectos en Sp. Covilhã, União de Leiria y más recientemente, Atlético CP.

Testigo de excepción del desarrollo del fútbol profesional portugués en los años 80, hasta la dura época actual, analizamos su carrera en la entrevista que amablemente nos ha concedido:

Fue jugador profesional durante 15 temporadas, formando parte de la mayoría de los mejores equipos de Portugal (como SL Benfica y FC Porto, pero también Vitória SC), ¿fue la liga que ganó con los dragones su mejor momento?

Si, he tenido una carrera en la que me formé en Francia, durante 5 años en la academia de F.C.Sochaux. Participé en el mundial juvenil de Japón (1980), que supuso la coronación de Maradona. 

Tras el torneo, firmé un contrato de cuatro años con SL Benfica y fui cedido a União de Leiria. Allí estuve tres años, al igual que en Vitória FC. En Guimarães fueron 4 temporadas y, posteriormente un año en FC Porto y dos en Tirsense.

"Fui un jugador por encima de la media".

Mirando atrás, ¿qué recuerdo le hace sentir más orgulloso?

Estoy muy orgulloso de mi carrera como jugador, fui un futbolista por encima de la media, aunque no mediático. Por ejemplo, logré ser internacional con Vitória SC, en un momento en el que era muy difícil llegar a la selección. 

En Guimarães hice muy buenos campeonatos, en FC Porto fui campeón y Vitória FC me marcó, me gusta mucho el equipo y, de hecho, es donde vivo.

Compartió vestuario con hombres como Madjer, Rui Aguas o Vítor Baía, y ha dirigido a otros como Nilson, Custodio, Djaniny... ¿Es muy diferente el futbolista profesional actual al de hace 20/30 años?

Creo que no. La calidad individual de los jugadores es la misma, pero las condiciones para que éstos mejoren son diferentes. Es verdad que actualmente, hay más informaciones sobre las condiciones para entrenar.

Es cierto que jugué con futbolistas importantes y también los entrené, pero todos fueron grandes profesionales, hombres con carácter y humildes. 

"Siempre conviví con grandes profesionales".

En Olhão vivió un momento intenso, siendo adjunto de Manuel Cajuda...

SC Olhanense estaba muy mal en aspectos financieros y deportivos. El reto de la permanencia recayó en un técnico experimentado, Manuel Cajuda, que además era natural de Olhão. Hicimos un trabajo arduo y difícil, con atrasos en los salarios que provocaban que hubiera jugadores en situación dramática. 

Incluso, hubo un ultimátum a la dirección de club en el que incluso se hacía el planteamiento de no jugar. El desenlace fue injusto, ya que a tres partidos para el final, dos de ellos como locales, nos despidieron y el joven técnico (Bruno Saraiva) que sustituyó a Cajuda fue considerado como el héroe de la permanencia del equipo.

Más recientemente dirigió a Atlético CP, ¿se arrepiente de haber aceptado un reto tan complicado?

Bueno, se trataba de un desafío para hombres curtidos (risas). Comencé la temporada sin un mínimo de condiciones, por ejemplo, los primeros entrenamientos los hicimos con 4 jugadores. 

El equipo fue confeccionado desde la raíz, con problemas de salarios, de organización, de adaptación de los jugadores extranjeros y con la dirección del club y de la SAD en constante guerra. 

A pesar de todo, hicimos un equipo solidario que logró una histórica clasificación para la segunda fase de la Taça da liga y para la cuarta ronda de Taça de Portugal. Además el equipo no estaba en puesto de descenso a pesar de contar con jugadores de 15 nacionalidades diferentes. 

"Atlético CP fue un reto para hombres curtidos"

Con su experiencia en equipos grandes (SL Benfica y FC Porto) y en otros que están justo un paso por detrás (SC Braga o Vitória SC), ¿cree que podremos ver a un campeón de liga diferente a los dos grandes mencionados o Sporting CP?

Creo que va a ser difícil, quizás SC Braga. Me baso no en la calidad, sino en cuestiones financieras. En Portugal, solamente los equipos grandes pueden comprar jugadores contrastados porque los precios están inflacionados. Además, cuando un jugador sobresale en la época de formación, los clubes poderosos se hacen con ellos 

Pienso que esta situación no va a cambiar y solamente SC Braga y Vitória SC tendrían opciones, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada