jueves, 1 de agosto de 2013

Márcio Madeira: "Busco el éxito colectivo"

Moreirense es un equipo llamado a recuperar su lugar y dominar la Segunda Liga portuguesa. Para ello, se ha reforzado con jugadores de calidad y con experiencia en la máxima categoría, hablamos por ejemplo de Miguelito, Edgar Costa, Carlos y de Márcio Madeira, con quien hemos tenido la oportunidad de conversar.

Ex jugador de Nacional y de Portimonense, se trata de un jugador más que interesante, y que tendría su lugar en la Liga Zon Sagres. 

Polivalente, que destaca en tres posiciones (lateral, extremo y medio) y está dotado, además, de un carácter que potencia sus virtudes.

Conocido por la afición de su antiguo club, Portimonense, como "el hombre bomba", su disparo a puerta es uno de sus signos de distinción, cuestión que se suma al hecho de poder atacar y defender con la misma intensidad. Sin duda, verlo jugar es todo un espectáculo.  

A continuación les dejo con la entrevista:

Moreirense está llamado a ser uno de los equipos principales en la Segunda Liga, ¿asumen este papel protagonista?

Creo que estamos dentro de un grupo con otros equipos que tienen condiciones para luchar por un lugar en la Primera Liga, sabiendo que el campeonato es largo, difícil y bastante equilibrado. Hay un grupo de equipos que se reforzó y que tiene el mismo objetivo que nosotros, llegar a la cima de tabla clasificatoria. 

Conociéndole, me sorprende que no se haya afianzado en la Liga Zon Sagres, ¿cuál cree que es la razón?

Me falto continuidad una vez que hubo opciones. Aunque correspondía y aprovechaba las oportunidades, después volvía de nuevo al mismo punto de partida.

También ha influido la gran competencia con la que contaba, ya que se trataba de jugadores internacionales y con muchas experiencia en la primera división. Nacional era un equipo con mucha calidad, no es fácil afirmarse en un equipo que juega para clasificarse para la Liga Europa.

La temporada pasada, en las filas de Portimonense, quedó a un paso de lograr el ascenso, ¿cómo recuerda su paso por el club de Portimão?

Fue una temporada muy buena. Como comenta, luchamos por el ascenso casi hasta la última jornada. Portimonense fue un equipo plagado de jugadores de calidad, prueba de esto es que muchos salieron para equipos de primera división (Wakaso, Chico, Simy...).

A nivel personal fui siempre muy utilizado e intenté corresponder con buenas actuaciones. Marqué siete goles, también di asistencias y llegué a los 40 partidos. Para mí fue una temporada memorable, en la que me gané el apodo de "Homem-Bomba" debido a mi disparo a puerta. 

Adoré la ciudad, Portimão, el club, los aficionados y desde luego que están en mi corazón. Sentí esa camiseta de verdad y sueño con volver a vestirla.  

Pensando en futuro más inmediato, ¿qué objetivo se plantea para la temporada 2013-14?

Ayudar al equipo es lo primero de todo, es decir, ser útil y estar siempre disponible. Espero hacer más y mejor que el curso pasado, jugando lo máximo posible y marcando más goles y asistencias. Es importante buscar siempre el éxito colectivo, solamente así llega el individual. 

¿Cómo explica su polivalencia? Porque puede jugar al menos en tres posiciones...

Mi puesto original siempre fue el de extremo. Pero con el paso de los años, diferentes entrenadores me adaptaron a otras posiciones y he llegado a sentirlo de manera confortable. 

Me gusta mucho jugar de medio, y puntualmente, en situaciones de emergencia, puedo ocupar el lateral izquerdo, pero no me siento cómodo del todo.

Tiene que ver con la cultura táctica y con el buen posicionamiento que he ido aprendiendo de mis técnicos, gracias a la voluntad que he tenido de jugar sin importarme la posición. 

Para terminar, ¿cuál ha sido su mejor momento como profesional hasta el momento'

Cuando debuté en la primera división, en un partido en Choupana, Nacional-Rio Ave. Entré en juego a falta de 30 minutos para el final y desde el medio campo logré dar la asistencia del único gol del partido. Fue un momento fantástico que jamás olvidaré. 

Más de Márcio Madeira:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada