sábado, 21 de febrero de 2015

El gesto insólito del "hombre-bomba"

Marcio Madeira en su etapa en Portimonense.
Márcio Madeira ha protagonizado un gesto insólito en estos tiempos. Ya que, tras rescindir el contrato que le unía a Farense, ha pasado a integrar las filas de Vasco da Gama de Sines, club de la 5º división portuguesa, sin que vaya a percibir una contraprestación económica por ello.

Circunstancias familiares llevaron a Marcio Madeira a dejar Farense y a rechazar diferentes ofertas después, de categorías obviamente superiores a la de Vasco de Gama. Ex jugador de equipos como Nacional, Moreirense y Portimonense, se trata de un jugador polivalente (puede jugar de medio, extremo y lateral) que cuenta con un increíble disparo a puerta, a media y larga distancia.

Hasta su rescisión, era un jugador muy utilizado en Farense, una vez que había disputado 13 partidos de liga, de 20 posibles. En unas horas después de escribir estas líneas, Márcio Madeira volverá a jugar, 10 años después, con el club de Sines, en lo que el mismo denominó en una red social como una vuelta a su orígenes: "empiezo de cero, pero no comienzo solo".




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada