domingo, 29 de marzo de 2015

Portugal gana a Serbia volviendo a su mejor versión

30 de marzo de 2015.
Estadio da Luz (Lisboa).
Ronda de clasificación para la 15ª Eurocopa.

Portugal: Rui Patricio, José Bosingwa, Ricardo Carvalho (José Fonte), Bruno Alves, Eliseu, Tiago, João Moutinho, Fabio Coentrão (Ricardo Quaresma), Danny (Williaam Carvalho), Nani y Cristiano Ronaldo. 

Serbia: Stojkovic, Basta, Ivanovic, Koralov, Nastasic, Nemanja Matic, Petrovic, Lazar Markovic (Djuricic), Ljajic (Skuletic), Tadic (Tosic), Mitrovic.

Goles: 1-0. Ricardo Carvalho, min. 10. 1-1, Matic, min. 60. 2-1. Fabio Coentrão, min. 62.

Portugal ha logrado una victoria importante ante un rival muy peligroso y consiguiendo una sensación de equipo que hacía tiempo que no era tan clara.

El encuentro comenzó con la sorpresiva, y ensayada por Fernando Santos, posición de Coentrão, que no formaba como lateral, sino como extremo. Pese a la extrañeza, la decisión fue un éxito, ya que con esta maniobra Portugal consiguió abrir el campo y Serbia pareció entrar en juego desorientada, al hacer frente a tantos efectivos pro la banda zurda, al sumarse el ex jugador de Benfica a CR7 y a Eliseu .

Fabio Coentrão, con un gol y una asistencia, ha sido el hombre del partido.

Los primero minutos fueron muy buenos para los locales, que se adelantaron en el marcador con un cabezazo de Ricardo Carvalho (que poco después se retiró lesionado) tras un centro, precisamente de Coentrão.

Tras el gol, Portugal pisó el freno y llegaron los mejores minutos de Serbia en la primera mitad, que tuvo varias ocasiones, gracias a la velocidad de hombres como Markovic y Tadic. Sobre el minuto 30, los locales recuperaron el control, con un Tiago muy fuerte haciendo frente a Matic. Llegaron entonces dos sensacionales jugadas de CR7, que rozó el gol. Logrando la posesión, los locales dejaron de sufrir y se aseguraron la victoria en el primer acto.

La segunda mitad comenzó con un equipo visitante más agresivo, Tadic volvió a dejarse notar, y Matic, autor del gol del empate tras una acrobacia, fue acumulando protagonismo en la construcción del juego. A falta de media hora llegó la igualdad al marcador y parecía que comenzaba otro partido... Sin embargo, con los Serbios celebrando el empate, Fabio Coentrão puso por delante a los locales finalizando una jugada por la banda derecha de Moutinho.

Moutinho siempre hizo lo que Portugal necesitó

Con los de Fernando Santos saliendo al contragolpe, las ocasiones seguían llegando a su favor, pero el juego elaborado de los visitantes también iban dando sus frutos y es que sobre el minuto 70, con los dos equipos mostrando todo lo que tenían, llegaban los mejores minutos del partido.

Con un Moutinho mayúsculo, que siempre supo que tenía que hacer (bien manteniendo la posesión, presionando la salida, o dándole velocidad al juego),  los lusos consiguieron llegar al final del partido con ventaja y con un nivel físico considerable.

Con la victoria, el camino a la Eurocopa se ha vuelto más sencillo, al menos se ha hecho visible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada